Noticias



Tu malestar es tu despertador

 El observador y la conciencia.

Cada persona es un ser humano que vive su vida diaria desde el diseño de una agenda  como calendario diario y  anual de sus actividades.

Sometido a compromisos que no sabemos muy bien quien  los eligió  para ponernos en ruta. Alguna vez te preguntaste  quien  diseña tu mundo de actividades?

Muchas veces parecería que solo un enemigo puede hacer eso con nosotros

El cansancio y el stress, las corridas que nos abruman, nos corroen el tiempo de paseo,   de encuentro con nosotros mismos. Darnos cuidados y placer  parece un chino  y una pelea con el tiempo y  compartir las horas de vida con nuestro auténticos amores, poder abrazarlos y abrazarnos, besarnos diariamente, reconocernos, cuidarnos mutuamente, sentir  autentico valor del amor en la vida cotidiana, y poder compartir con nuestros hijos y padres,  amigos y hermanos elegidos, esa beatitud, esa bonanza de estar vivo y consciente parecería algo de otro mundo

En una oportunidad mi coach me  preguntaba por varias opciones para salir de mi espacio de malestar  y de resignación y finalmente…. Cansado de mi resistencia y aburrimiento   luego de contestarle tranquilamente …….pero “yo no tengo tiempo” me dijo algo que me deslumnbró”’ sabes que?…. me preguntó

¿Delia, a vos,….quien te hace la agenda?

Y me cayó un balde de agua fría….

Transformarse a uno mismo; conocerse y reconocerse, reinventarse y realizarse a uno mismo, como el particular observador que somos. Estar siendo y vivir como cada uno lo desea hacer, como tu lo deseas para ti, es la tarea magnánima y magnífica que te invito a hacer  contigo y para ti.

Asumir amablemente y con Amor y compasión la posibilidad de reconstruirte, de recrearte es el único desafío posible para el rediseño de una vida  que  mereces.

Emprender este viaje es despegarte para siempre del malestar  y del estrés, la frustración y la  amargura de la resignación.

Este ser humano observador ya ha despertado, ha bebido el elixir de la conciencia y se  ha sacudido  del letargo de  vivir en automático.

Comienza a sentirse  presente en su vivir  y  con coraje y ambición generosa y desea repensarse a sí mismo.

Siente que su diseño de vida actual y los resultados del mismo le quedan chicos y que sus deseos y aspiraciones que lo mueven y conmueven no están teniendo lugar en el diseño de su vida actual.

Su existencia  se  encuentra  fuera de tiempo y forma, la satisfacción quedo atrasada y hamacada en los  brazos de algún diagnóstico sospechoso de su biología  que perturbada por la desazón y el malestar y el abandono de si mismo, comienza a llamarle su atención para recuperarse y volver a ser tu  mismo, renovado.

Este descubrimiento    la amenaza de hallarse con algún síntoma o diagnóstico  también  le puede ayudar y le sirve inspiración para un rediseño de vida.

El observado y el observador entran en diálogo se piensan y se miran y despiertan juntos al deseo de encontrar una nueva forma de relacionarse consigo mismo y con el mundo para retornar al eje y a la salud  y al bienestar físico y espiritual. Si estas en este espacio te invito ha  transitar el riel que te lleve a encontrar tu intrínseco valor y nuevo sentido a tu vida. Nadie puede dar lo que no tiene y la limosna empieza por casa.